Si eres vegano, estás salvando un trocito del mundo. Gracias.

Evitando la carne y los productos lácteos reducimos nuestro impacto en el planeta.

Hoy nos ponemos capa de superheroe para hablaros de la última investigación científica publicada en la revista “Science”. Estudio que demuestra que nuestro impacto, además de salvar millones de vidas animales y mejorar la calidad de vida de muchos de ellos, afecta a la huella ecológica que dejamos en la tierra. Estamos salvando el planeta

A priori puede parecer que el hecho de no comer carne, solamente evita que estos sean criados masivamente y en condiciones que en muchos casos atentan contra el derecho de los animales. Pero las estadísticas, como siempre, están ahí para decir la verdad.

Ojo a los datos:

El ganado proporciona solo el 18% de las calorías que consumimos pero ocupa el 83% de las tierras agrícolas.

El estudio creó un enorme conjunto de datos basado en casi 40.000 granjas de 119 paises distintos y cubriendo 40 productos alimenticios que representan casi el 90% de todo lo que se come.

Esta ha sido una de las conclusiones del mayor análisis realizado hasta la fecha.

El ser humano destina a día de hoy un 83% de la tierra utilizada en agricultura para la cría del ganado. Aun cuando el aporte calórico de la producción solamente es del 18%.

¿Y qué quiere decir esto?

Pues este dato nos revela, que si descartamos el pescado y otros alimentos. Estamos consiguiendo un 60% de las calorías que consumimos con el 17% del campo restante. Obviamente mucho más aprovechado y con una producción notablemente mayor.

¿Qué ocurriría si todo el mundo se volviese vegano?

Si pudiésemos utilizar ese 83% del terreno asignado al ganado, para cultivo de alimento que llegue directamente al consumidor final, multiplicaríamos la producción útil.

Los veganos contribuimos a mejorar uno de los principales problemas del mundo. La falta de alimento.

 

Pero no acaba aquí la cosa.

Ya tenemos claro que, confirmado por científicos, evitar carne y productos lácteos es la mejor forma para reducir nuestro impacto ambiental, ya que evitando la carne podríamos reducir más del 75% el espacio utilizado. Esto equivale a un área como Estados Unidos, China, la Union Europea y Australia combinados. Y es además una pérdida de terreno silvestre en pro de la agricultura, lo cual es una de las mayores causas de la extinción masiva de especies salvajes.

El vegano, con su impacto, evita que se sigan desforestando bosques para aumentar las hectáreas de terreno agrícola con la consecuente extinción de especies animales y vegetales.

El ganado y el efecto invernadero.

Este dato es realmente inquietante y otro de los favores que hacemos los veganos a nuestro planeta. Y es que cuando hablamos de contaminación, gases y efecto invernadero rápido nos vienen a la mente países como China y Estados Unidos; Pensamos en fábricas, en atascos y en todo lo que ha traído la revolución industrial desde el siglo XVIII.

 

Pero de nuevo las estadísticas nos dejan las cosas claras.

El 60% de las emisiones de gases causantes del efecto invernadero las produce ese 83% de tierra destinada a la agricultura.

Podemos resumirlo rápido en una frase que no olvidarás:  “Metano un potente gas de efecto invernadero”

Pedos de vaca

Los científicos también han descubierto que incluso la carne y los productos lácteos de menos impacto causan mucho más daño ambiental que el cultivo de cereales y vegetales.

“Una dieta vegana es probablemente la forma más grande de reducir su impacto en el planeta Tierra, no solo los gases de efecto invernadero, sino la acidificación global, la eutrofización, el uso de la tierra y el uso del agua”, dijo Joseph Poore, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, quien dirigió la investigación. “Es mucho más grande que reducir sus vuelos o comprar un automóvil eléctrico”, dijo, ya que estos solo reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

El agua destinada al ganado, también en el foco del estudio.

Recapitulemos un momento.

  • Menos animales criados y asesinados con fin alimenticio.
  • Más alimento.
  • Un 75% de espacio ahorrado.
  • Menor emisión de gases de efecto invernadero
  • Menor extinción de especies animales y vegetales.

¿Y sólo esto? El estudio también nos indica que los veganos hacemos muchas más cosas por el hecho de evitar el consumo de carne y lácteos.

Atención:

  • Mejor y menor uso del agua.
  • Menor contaminación del agua (Eutrofización)
  • Y disminución de contaminación del aire (Acidificación)

 

Poore dijo: “La razón por la que comencé este proyecto fue para entender si había productores de animales sostenibles por ahí. Pero he dejado de consumir productos animales en los últimos cuatro años de este proyecto. Estos impactos no son necesarios para sostener nuestra forma de vida actual”

 

“La pregunta es cuánto podemos reducirlos y la respuesta es mucho “.

 

Nota del autor:

Cómo has podido comprobar en 3 minutos de lectura.
Ser vegano es algo más que elegir una opción de alimentación diferente.
Porque, aunque no lo sepas, lector, para mi, y para nosotros,
quienes valoramos tu esfuerzo, tus ideales, y tu decisión. 
Hoy, eres más que una persona que ha elegido un veganismo como forma de vida.

Hoy, lector, eres un superheroe.

Gracias. (Y no olvides compartir o dejar tu comentario de lechuga ninja abajo) ¡No estás solo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *