brocoli con vitamina A

Todo sobre la Vitamina A: qué es, dónde se encuentra…

La vitamina A es una amina liposoluble que tenemos que adquirir con la dieta para un correcto desarrollo de la visión, la inmunidad y la reproducción, además de una buena función de más órganos como el corazón y los pulmones. 

La vitamina A se puede consumir en dos formas, preformada o como provitamina A. La primera, denominada retinol, aparece en productos cárnicos, lácteos y huevos, ya transformada por los propios animales y los ingerimos como vitamina A. 

La segunda, la provitamina A, se encuentra en verduras y frutas, en contra de lo que dicen aquellos que quieren desacreditar su presencia en las dietas veganas. La forma de provitamina A más frecuente es el betacaroteno, el cual da color intenso a las alimentos naturales con vitamina A.

Para qué sirve la Vitamina A, sus principales funciones

  • Importancia en el desarrollo de la retina.
  • Mantenimiento de todo tipo de tejidos: blandos, óseos, membranas, piel…
  • Papel en el sistema inmunológico, puede ayudar a proteger frente a infecciones.
  • Favorece la reproducción elevando el número de espermatozoides y mejorando el ciclo menstrual. 

Además de estas funciones, habrás oído hablar de la importancia de la vitamina A para la piel. Es su forma caroteno, como provitamina A, la que más actúa a este nivel, generando en la piel un efecto antiarrugas, antioxidante, favoreciendo el bronceado y mejorando su cicatrización. Tal es su importancia en la dermis que muchas personas, además de tomar alimentos ricos en vitamina a utilizan cremas y sérums con esta vitamina para aplicarlos directamente sobre la piel. 

Dónde se encuentra la vitamina A

A continuación exponemos una lista con alimentos veganos ricos en vitamina A que no pueden faltar en tu dieta:

  • Zanahoria
  • Brócoli
  • Espinacas
  • Mango
  • Boniato
  • Tomate
  • Batata
  • Melocotón
  • Papaya
  • Col
  • Melón
  • Pimienta

Cantidad diaria recomendada de vitamina A

La CDR de esta vitamina es de 900 microgramos en hombres y 700 en mujeres. En éstas últimas, durante el periodo de lactancia, es aconsejable aumentar el consumo hasta los 1300 microgramos. El cuerpo puede presentar problemas tanto por falta como exceso de vitamina A

Un consumo excesivo de vitamina A no suele darse únicamente por una dieta demasiado rica en este liposoluble sino que suele ser causado por la toma de suplementos vitamínicos. Los síntomas generales de hipervitaminosis A son cefaleas, cansancio, mareos… acompañados de signos más específicos de esta vitamina como visión borrosa, dolor e hinchazón en los huesos y daño hepático.

Ante un déficit de vitamina A, el organismo comenzará presentando problemas visuales tales como falta de adaptación a lugares sin mucha luz o cambios en el aspecto del canto del ojo hasta producir un ceguera total. Además la falta de vitamina A aumenta la propensión a infecciones por un déficit inmunológico. 

La hipovitaminosis puede provocarse por no consumir alimentos ricos en vitamina A pero también por un déficit de hierro o por consumo excesivo y prolongado de alcohol. 

Frente a cualquier indicio de algunas de estas patologías habrá que recurrir a un análisis de sangre para detectar si el caroteno no está en los niveles óptimos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *