naranjas con vitamina c

Vitamina C – Qué es, alimentos ricos en ácido ascórbico y formas tomarla

La vitamina C es un nutriente esencial para el ser humano, también podrás haber hablado oír de ella como ácido ascórbico ya que químicamente tiene esa composición.

Se trata de una vitamina que actúa como antioxidante, un cofactor que forma parte de muchos procesos de hidroxilación.

Entre las propiedades de la vitamina C cabe destacar su labor en la síntesis del colágeno o las células sanguíneas, el freno en el envejecimiento, la actividad frente a infecciones comunes, la regulación de los niveles de colesterol… Un sinfín de propiedades que mejoran la actividad del organismo y hace imprescindible el consumo de esta vitamina.

Alimentos ricos en Vitamina C

Aunque las frutas cítricas son las más conocidas por contener vitamina C, en una dieta vegana no faltan otros alimentos con esta vitamina.

Por ejemplo,  alimentos tan comunes como el tomate, el kiwi, el pimiento rojo, el perejil o el hinojo, aunque también hay otros menos conocidos como la guayaba o la grosella negra, reconocida como el alimento más rico en vitamina C.

La CDR (cantidad diaria recomendada) es de 75 microgramos en mujeres y 90 en hombres.

Mientras que con otras vitaminas pueden darse cuadros clínicos por hipervitaminosis, el exceso de vitamina C rara vez da síntomas, gracias a que no se acumula en el organismo y su abundancia se elimina por la orina.

Sin embargo, ante una falta de esta vitamina si aparecen problemas médicos. Debemos alertarnos ante algunos signos como fatiga, cansancio, molestias en las encías o heridas con mala cicatrización.

La entidad clínica derivada de una deficiencia más extrema es el escorbuta, muy frecuente años atrás pero prácticamente erradicada en la actualidad.

Vitamina C de forma tópica

Hasta ahora hemos hablado de la vitamina C en la alimentación, pero también podemos consumirla por otra vía, la tópica. Es posible que hayas oído hablar de los beneficios de la vitamina C para la cara o para la piel.

Una de las formas más típicas de encontrarlo es como serum de vitamina C. Para aquellos que lo prueban una vez, se convierte en una compra habitual y nunca falta en su cuidado corporal.

La vitamina C en cosmético es empleada con una finalidad despigmentante y reafirmante. Es capaz de eliminar pequeñas manchas y conseguir un tono más uniforme de la piel, a la vez que la dermis adquiere un aspecto más firme. Esto es posible gracias a la estimulación en la síntesis de colágeno.

Por otro lado, al ser un antioxidante y eliminar los radicales libres, se obtiene un rostro con más luminosidad y una apariencia mucho más joven.

Algunos cosméticos utilizan vitamina C pura pero otros lo acompañan de otros componentes como el ácido hialurónico u otras vitaminas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *